Nuestra agrupación adhiere a la Corriente Nacional de la Militancia Política y Social

lunes, 29 de noviembre de 2010

El legado de Kirchner y la derrota del odio

«A la luz de los últimos acontecimientos parlamentarios, comparados con las cadenas presidenciales, parece ser mucho más útil para el país una Presidente recién viuda que una oposición recién casada»

Por Dante López Foresi

(Diario EL VIGÍA- 27/11/10) - Quizás la mayor virtud de Néstor Kirchner haya sido no hacer depender el modelo de país de su propio liderazgo. Por estas horas, donde la conmoción aún perdura por la inesperada y repentina muerte del ex Presidente, muchos están olvidando que, en esta etapa de dos gestiones que arrancó en 2003, Néstor Kirchner diseñó el país a construir (reconstruyendo primero desde los escombros que nos dejaron los dirigentes tradicionales) y produjo hechos simbólicos que, a la luz del apoyo popular recibido, calaron hondo, sobre todo, en las capas juveniles y en clase trabajadora argentina.

Recordemos que el descrédito de los políticos vernáculos desde 2001 parecía irreversible. Muy pocos argentinos no se sintieron asombrados por actos que hoy quedaron grabados en la historia de todos los tiempos, como decirle a un presidente norteamericano que "a los argentinos no nos gusta que nos vengan a patotear", retirar los cuadros de genocidas de las paredes del Edificio Libertador y reducir la desocupación a un dígito, cuando creíamos que la dirigencia argentina era incapaz de conducirnos. Incluso, a no olvidar, en 2001 se llegó a mencionar la posibilidad de solicitar a organismos internacionales una suerte de "intervención normalizadora". Si...llegamos a pensar que un extranjero nos gobierne. Un Virrey del siglo XXI.

Es muy difícil mirar el futuro en perspectiva cuando gran parte de la sociedad está aún atravesada por el dolor. Pero un pasado muy reciente nos muestra a una mujer que, desde el primer mes de asumir su mandato, debió soportar el encono de las clases acomodadas y los embates de los intereses económicos a los que, para profundizar el modelo con fuerte participación estatal, debió y debe enfrentarse.

Y lo tuvo que hacer en soledad y en la mayor de las adversidades. Sin vicepresidente. Con traiciones de dirigentes que, ante el crecimiento del país, veían como se esfumaban sus mezquinas ambiciones personales. Tan es así, que aún hace pocas horas la legisladora María Eugenia Estenssoro, por ejemplo,  destacó como "positivo" en la muerte de Kirchner que ya no pueda haber alternancia en el poder entre marido y mujer. Deleznable.

 
Estas son horas en que los argentinos podemos presenciar en forma descarnada cual es la esencia de cada dirigente oficialista u opositor. Desde el silencio inevitable de Elisa Carrió, que hace menos de dos años dijo que "sería divino que Cristina quede viuda" (Diario Registrado) hasta la desafortunada declaración de Ricardo Alfonsín, quien le dijo a Diario Perfil que “Siempre me da pena el sufrimiento y el dolor ajeno, aunque se trate de Hussein”. Claro, no fue Hussein precisamente quien realizó un merecido homenaje en vida en Casa Rosada al padre de Ricardito. Pero Ricardito está en campaña. Comprendamos que en el fragor de la lucha se suelen decir barbaridades. Sin embargo, muy a pesar de declaraciones tan aberrantes de dirigentes que -se supone- debieran estar cerca del gobierno, si no fuera por sus propias ambiciones de poder personal, el modelo sigue en pie y creciendo.

Decíamos que la muerte de Kirchner nos hizo olvidar por un momento que la actual Presidente Cristina Fernández sorteó con éxito el embate de los medios de comunicación más consumidos por la sociedad, las declaraciones claramente golpistas de hombres como Hugo Biolcatti o la mencionada Carrió, quien recorrió embajadas alertando al mundo sobre la inminente "pérdida de la paz social en Argentina" y, luego de un revés electoral en Junio de 2009, fue Cristina quien lanzó las que son, posiblemente, las decisiones políticas más importantes de su gobierno hasta el momento: la Asignación Universal por Hijo y la Ley de Medios. Es decir, que ante la adversidad, demostró cobrar más vigor. Y este no es un dato menor en las actuales circunstancias, donde plumas miserables insisten con apostar a una debilidad presidencial por viudez. A la luz de los últimos acontecimientos parlamentarios, comparados con las cadenas presidenciales, parece ser mucho más útil para el país una Presidente recién viuda que una oposición recién casada.

Decenas de miles de personas en la calle no sólo despidieron a un Presidente que hizo historia y marcó un rumbo, sino que proclamaron por aclamación a quien debe ser la candidata a Presidente por el oficialismo en 2011: Cristina Fernández. Pero el Pueblo movilizado por el dolor, también lanzó un mensaje al resto del arco político nacional, a los medios y periodistas. Todos debemos replantearnos lo hecho hasta hoy.

La diversidad de ideas es bienvenida en todo sistema republicano. Pero lo imprescindible para que exista, es justamente la existencia de ideas. A la oposición ya no le alcanza con construir su discurso cuestionando las "formas" de Néstor Kirchner. Con Kirchner, se fueron los únicos argumentos para oponerse que tenía gran parte de la dirigencia a la cual el gobierno de Kirchner permitió subsistir, revalorizando la política ¿O no recordamos que el "que se vayan todos" de 2001 incluía a gran parte de hombres y mujeres que hoy pueblan el Congreso de la Nación? Son horas de definiciones ideológicas. De demostrar quien es capaz de gobernar con mayor convicción y eficiencia que Cristina Fernández. Pero, por sobre todas las cosas, de contraproponer un modelo. Ya no alcanza con defender las políticas neoliberales del pasado sin confesarlo. Será sano para el país que los dos modelos compitan en las urnas, pero a cara descubierta.
Y para los dirigentes de partidos "progresistas", el desafío es aún mayor ¿Cómo justificarán sus críticas al gobierno nacional, si en las exequias de Néstor Kirchner ponderaron la recuperación de la política y del rol del Estado lograda por el ex Presidente? ¿Cómo justificará hoy un progresista haber votado en contra de la recuperación para el Estado del abominable negocio de las AFJP? ¿O haber dicho que la Asignación Universal por Hijo sólo sirve para aumentar los índices de drogadicción y juego (Ernesto Sánz dixit)?.

Pero el Pueblo en la calle también nos dijo algo a los periodistas. La sociedad ya no acepta mentirosas neutralidades, que sólo ocultan la defensa de los intereses económicos de quienes pagan los sueldos de los escribas del desánimo. O dirigentes y periodistas confiesan abiertamente defender un modelo neoliberal al estilo menemista en contraposición al del gobierno, inmerso en un modelo común que avanza en toda la región, o la historia los fagocitará uno por uno. Es más honesto confesar ideas. Si se tienen, claro.

Y dejamos para el final al gran protagonista de este momento político: la juventud. En redes sociales consultamos a decenas de personas de todas las edades, para saber cuál debiera ser el compañero de fórmula de Cristina Fernández en 2011. Nos sorprendió, pero no nos parece casual, que los nombres más mencionados, y en este orden, fueran los de Juan Manuel Abal Medina, Martín Sabbatella y Alicia Kirchner. Y los argumentos, los mismos: privilegiar la participación juvenil y el recambio generacional y, en el caso de la cuñada de la Presidente, la lealtad incondicional.

Lo único claro hoy en la República Argentina es que, desde el oficialismo y por aclamación popular, la única candidata indiscutible se llama Cristina Fernández, y sólo de ella depende postularse para su reelección. En la oposición, y al desaparecer la única razón de su existencia (las formas de Kirchner), quedaron al descubierto las ausencias de ideas y propuestas, que son más notorias aún con el exceso de candidatos, lo que deja también desnudas las ambiciones personales de Poder como único móvil político.

Con Kirchner no murió solamente el padre del modelo que conduce Cristina. También murieron las viejas formas clientelistas de hacer política, la política mediática, las 5 tapas de Clarín que volteaban gobiernos, la indiferencia de los jóvenes por las cuestiones sociales y la democracia entendida como construcción de consensos únicamente. Para que existan los consensos entre dirigentes, los políticos opositores deben dejar de funcionar como meros empleados de los grupos económicos a los que más afecta la profundización de un modelo con fuerte participación estatal distributiva. Y cuando un modelo de estas características está apoyado por tantos argentinos, se enfrentan intereses muy poderosos, que Cristina debió soportar durante lo que va de su mandato. En este caso, lo que existe es una pugna de intereses. Y de toda pugna, surgen vencedores y vencidos. Es hora de que los vencidos no sean siempre los mismos: los trabajadores.

El legado principal de Néstor Kirchner, pues, fue la recuperación de la política y los ideales, cuando estaban heridos de muerte. Es de esperar, entonces, que quienes con cara de consternación enfrentaron cámaras de televisión para ponderar al ex Presidente, decidan de una vez por todas poner a la política por sobre los intereses de los grupos que se resisten a seguir perdiendo fortunas, interpretando correctamente lo que el pueblo en general y los jóvenes en particular les dijeron en la Plaza de Mayo. Si se van a oponer, digan claramente lo que piensan y a qué intereses protegen. Basta de pretender desfinanciar y quebrar al Estado con propuestas insostenibles, como el 82% móvil para jubilados, con el único fin de hacer fracasar las políticas sociales que son el fuerte de este gobierno y el modelo. No es casualidad que los únicos dirigentes que lanzaron sus candidaturas a Presidente a una semana de morir Néstor Kirchner, hayan sido Eduardo Duhalde y Mauricio Macri. Dos hijos dilectos del menemismo.

Dejemos a Cristina hacer su duelo en paz, mientras sigue gobernando y sorteando dificultades que la oposición se empecina en atravesar en su camino. Pero el resto, dirigentes y periodistas, recapacitemos sobre el rol que la sociedad nos impuso en las calles: dejar de construir la realidad desde el odio y la mendacidad. Clarín ya no es más implacable.

Lo único verdaderamente implacable es la historia y la gente movilizada por afecto. Si el Pueblo ganó las calles por amor, también significa que no hay más lugar para el odio en nuestra era. Y en política, el odio tiene nombres y apellidos.



Fuente: http://www.agenciaelvigia.com.ar/anoticia1989.htm

Cuál será el límite de tiempo razonable








Reloj

domingo, 28 de noviembre de 2010

Kirchner y los jóvenes: Lágrimas de compromiso

           Si a cualquier joven que durante los años ’90 se sentía marginado y expulsado de la política se le pregunta si se imaginaba que unos años después estaría atravesado de tristeza por el fallecimiento de un ex presidente, la respuesta, sin lugar a dudas, sería negativa.
Si se les preguntara lo mismo a los miles de jóvenes que durante el 2001 dijeron basta de neoliberalismo y salieron a la calle aunque fuera sólo para gritar su descontento a los cuatro vientos, la respuesta también sería negativa. La muerte de Néstor Kirchner produjo una escena impensada y sorprendente para muchos: miles de jóvenes llorando la muerte de un político. Claro que no de cualquier político sino de uno que asumió la rebeldía cómo modo de acción frente a los poderes reales, uno que no aceptó nunca las condiciones que imponía “el estado de las cosas” y que por eso era joven a los 60. Porque ser joven no es una categoría etaria sino una forma de pararse en la vida. Y Néstor era joven, quién lo duda. Y por eso los jóvenes nos identificamos con él.
La inédita y abrumadora reacción de tristeza popular y el innegable protagonismo de tantos pibes y pibas en la despedida de Néstor no pueden sorprender a nadie que no sea tan obtuso como para tapar el sol con la mano. Esas caras de chicos y chicas transidas por el llanto, haciendo esa cola interminable, se convirtieron, por su propia fuerza, en la imagen más representativa de esos días de duelo popular, hace un mes.
Para muchos, sobre todo para aquellos que entre el supuesto análisis periodístico y el más inocultable deseo venían pronosticando desde hace ya muchos meses el fin de este proyecto, esa contundente muestra de vitalidad política los puso en estado de sorpresa. ¿De dónde habían salidos todos estos pibes?, ¿qué cosa tan extraña había sucedido para que la juventud vuelva a creer en la política y, peor aún, en un político?
Tratemos de desarmar esa extrañeza, para concluir, finalmente, que el misterio no es tal.
Néstor fue el único presidente que terminó su gobierno con muchísima más popularidad que cuando lo empezó. Esa popularidad tiene que ver con que mientras todos los gobiernos anteriores terminaban su mandato con menos escuelas, menos hospitales, menos empleos, menos justicia, menos independencia y menos soberanía, Néstor terminó su gestión con una Argentina más justa que la que recibió, en todos los aspectos.
Kirchner asumió, como ya es un recontra lugar común decir, con más desocupados que votos, y con los fuegos de diciembre de 2001 en sus espaldas, y tomó la decisión trascendental de gobernar con la agenda de problemas que la democracia argentina no había podido resolver: la reconstrucción del Estado, la recuperación del mundo del trabajo, el fin de la impunidad y la reparación de un tejido social fuertemente dañado tras décadas de políticas neoliberales. El gobierno de Cristina, que continuó esa tarea, no ha hecho sino seguir esas líneas, profundizar esas medidas, y asumir una nueva agenda, acaso más osada.
Ante este panorama, lo extraño sería que los jóvenes no nos sintiéramos interpelados por un gobierno que ha tomado medidas que tan sólo unos años atrás parecían impensadas. Si vos hablabas de la necesidad de una asignación universal para todos los pibes pobres, de una ley que permitiera el matrimonio entre personas del mismo sexo, o de otra que finalmente democratizara la comunicación en el país hace no mucho tiempo, quien escuchaba te miraba con cara de “sí, todo muy lindo, pero eso acá es imposible. No te van a dejar. Hay intereses creados muy fuertes detrás de cada una de esas cosas”. Y sin embargo, todas esas utopías ahora son parte de nuestra realidad. Y eso, a los jóvenes nos reconcilia con la política porque nos propone la idea de que gobernar no es administrar lo posible sino transformar las cosas en beneficio de las mayorías.
Es más, sería muy preocupante que no nos hubiésemos sentido tocados por la decisión política de volver a mirar como hermanos a los países de Latinoamérica y decirle no a Bush, al Alca y a las relaciones carnales; deberíamos preocuparnos mucho si no nos movilizara una política soberana respecto del FMI, la generación de muchísimos puestos de trabajo, la apertura de paritarias, los aumentos a los jubilados y la revalorización de la salud y la educación.
Lo que pasa es que los jóvenes vimos gracias a su gestión que los ideales y las convicciones que nos llevaron a criticar a los gobiernos neoliberales, ahora son los que inspiran todas las decisiones de un Estado con un sentido social igualador.
Y si a los jóvenes nos criticaban porque no nos interesaba la política, ahora de pronto nos critican porque nos volvió a interesar. Lo que pasa es que a los grupos de poder que todavía conservan ciertos privilegios no les gusta para nada que los jóvenes hayamos adquirido la confianza de ser protagonistas de una nueva época.
Néstor se fue pero dejó un semillero de ideas profundas, de convicciones sólidas. Aquí, en la Argentina terrenal, quedó un pueblo despierto conducido por la mejor presidenta.
Entonces, Cristina va contra los monopolios mediáticos y ahí estamos para abrir las puertas a las nuevas voces. Cristina recupera los aportes jubilatorios para todos los argentinos y ahí estamos para distribuir la riqueza para todos los argentinos. Cristina va y los jóvenes la bancamos a pleno porque sabemos que ella banca a pleno a los jóvenes y al pueblo trabajador.
El proyecto de país nacional y popular no tiene techo. Cuando transformamos una injusticia en justicia social, empiezan a aparecer otras. Y una juventud organizada, abierta, original y alegre es la garantía de la continuidad y la profundización de las conquistas populares futuras.
Por todo esto, y por la certeza de saber que el futuro va a ser mejor que el presente, es que estamos más que nunca comprometidos para transformar este inmenso dolor en el más puro compromiso.
Por La Cámpora
Fuente: MIRADAS al sur – Director Eduardo Anguita

Generación épica

          “En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana. Esos hombres son sagrados.” José Martí, “La Edad de Oro”.
Hasta el 26 de octubre del 2010, la juventud era apática, apolítica, no tenía proyectos, era banal, consumista, descontrolada, drogadicta o delincuencial, según el caso. ¿Qué pasó para que esa idea instalada en el sentido común desde hace décadas, se desvaneciera en apenas unas horas? Pasó Néstor Kirchner. El coraje y la voluntad política de un titán que conmovió la Argentina con una revolución política, económica, social y –fundamentalmente– cultural. Como lo anunciara él mismo, el 25 de mayo de 2003: “Por mandato popular, por comprensión histórica y por decisión política, esta es la oportunidad de la transformación, del cambio cultural y moral que demanda la hora. Cambio es el nombre del futuro”.
La explosión de participación que la noticia de su paso a la inmortalidad provocó en miles y miles de pibes y pibas, sólo se puede explicar por esa voluntad de cambio que no reparó en enfrentar a ningún poder corporativo para devolverle al pueblo la autoestima, a la política su sentido y a los jóvenes la posibilidad de proyectar el futuro. Allí radica la Revolución Cultural que hoy vive nuestra Patria y que eclosionó de manera indiscutible en esa Plaza de Mayo cargada de amor y juventud.
Nada es de un día para el otro y esa eclosión tuvo que ver con una decisión política que estuvo enfocada, desde hace tiempo, a encontrar la nueva generación que pudiera tomar la posta para profundizar un proyecto que no tiene por objetivo el corto plazo, sino la realización definitiva de aquellas materias pendientes para todo Pueblo y toda Nación con las que nos encontró el Bicentenario.
La liberación definitiva de la Patria y la realización de la felicidad de nuestro Pueblo requieren de una generación que consolide, por décadas, los conceptos que ese hombre consecuente y excepcional puso en la agenda de los tiempos aquel 25 de mayo del 2003. Por eso no hubo ninguna casualidad en la aparición de esos jóvenes, fue la respuesta al llamado de un líder que nos devolvió los sueños y que hoy nos deja bajo la conducción invicta de la Presidenta Coraje.
Nada de esto fue sorpresivo. Quienes formamos parte de la militancia ya veníamos observando ese incremento en la participación juvenil y una identificación cada vez mayor con el proyecto iniciado en el 2003. Año a año, a medida que se profundizaba la pelea con las corporaciones y la defensa de los intereses nacionales y populares, una nueva camada de jóvenes se sumaba.
Los actos, actividades y demás reuniones que antes no superaban las pocas decenas de compañeros, comenzaron a trepar a centenares, a miles. La mística y la épica reaparecieron, la Marcha se volvió a cantar de corazón como el himno de la justicia social que siempre fue y el Himno Nacional lo volvimos a cantar a capela, con la emoción de ser parte de las epopeyas más grandes de nuestra historia.
Ese gladiador, ese batallador que enfrentó lo imposible, con su épica nos fue despertando y contagiando. En cada uno de esos jóvenes que lo despidieron, en esta patria que se ha levantado con dignidad, está él, porque los jóvenes han heredado su mejor legado, la comprensión de que las victorias nunca se construyen sobre la derrota del Pueblo y de la Nación. Una nueva generación nació a la política en el correr de estos años. Una generación que incluye desde secundarios hasta profesionales, trabajadores, militantes sociales, de la cultura, de la comunicación, de distintos sectores sociales, en todas las provincias, pero todos bajo un mismo signo, el de profundizar el proyecto iniciado en el 2003, el legado de Néstor, el presente de la Patria y de Cristina y el futuro de un país más justo, libre y soberano.
POR ANDRÉS "CUERVO" LARROQUE – Subsecretario para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia. Secretario General de La Cámpora
Fuente: Revista VEINTITRES

Retrato de un Presidente

sábado, 27 de noviembre de 2010

A un mes de tu partida

             La mayoría de los jóvenes no tuvimos la oportunidad de conocer en persona a Eva Perón y al Gral. Juan D. Perón; solo a través de libros, revistas, fotos, videos, documentales y relatos de nuestros padres o abuelos. Solo de esa manera pudimos adentrarnos en la mística del Movimiento Nacional Justicialista.
Con la desaparición física de Néstor Carlos Kirchner apreciamos el despertar de un mito, que genera en los jóvenes el compromiso de participar activamente en política para así bancar el Proyecto Nacional y Popular que se puso en marcha el 25 de mayo de 2003.
El inicio del Gobierno de esta gran persona; que vino desde el Sur de nuestro querido país con una mochila cargada de sueños y esperanzas para todo el pueblo argentino; estuvo plagada de incertidumbre, angustia, desazón que había sido generada por gobiernos anteriores.
Aun así con ese panorama deplorable, el compañero Néstor puso su empeño, coraje y lucha para sacar del pozo en el cual el país se encontraba. Al pasar los días y meses pudimos observar un nuevo escenario que nadie se iba a imaginar, luego de un gobierno que sostuvo el neoliberalismo como estandarte.
NÉSTOR como se hizo conocer ante todos; obtuvo grandes logros, entre los que se destacan la recomposición del empleo, el salario y del ingreso para los jubilados; la reconstrucción del Estado; recupero las negociaciones paritarias para los trabajadores que fueron olvidadas en el gobierno de Menem y de De la Rua; denuncio por cadena nacional a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, la mayoría automática y la desarticulo, desplazando a los jueces del menemismo, que dictaminaban acorde al Presidente de turno, propuso a juristas de incuestionable talla, tales como Eugenio Raúl Zaffaroni, Elena Inés Highton de Nolasco, Ricardo Raúl Lorenzetti, María Carmen Argibay.
Propuso al Congreso y obtuvo la anulación de las leyes de impunidad que protegían a los genocidas que habían vulnerado, pisoteado y hasta bastardeado los Derechos Humanos de toda una Nación, acto que se vio reflejado con una acción de tremenda valentía, la cual fue sacar los cuadros de Videla y Bignone de la ESMA. Impulso la obra publica, desde el norte hasta el sur y de este a oeste, generando así nuevos puestos de trabajo en un país sumergido en la pobreza y desocupación. Asimismo genero una política inclusiva en la universidad, otorgando beneficios a aquellos ciudadanos que no tienen dinero para costearse sus estudios dándole una oportunidad de tener un futuro mejor.
Pago la deuda que libero a la Argentina de la tutela del FMI también le hizo frente al ALCA con sus políticas neoliberales. Esos logros también se vieron reflejados en las Reservas del Banco Central (periodo 2003-2007) pasaron de 11.000 millones de dólares a 50.000 millones, las exportaciones aumentaron de 30.000 millones a 72.000 millones de dólares. Se redujeron ampliamente los índices de desempleo, pobreza e indigencia; las jubilaciones aumentaron un 360 % y la economía creció a un promedio de 8,5 % enalteciendo el principio de Justicia Social, tan olvidado. El resultado de todo lo mencionado fue otorgar un reconocimiento y a la vez inclusión en la sociedad a aquellas capas que se encontraban olvidadas por el neoliberalismo plasmado en la década de los 90.
No debemos olvidar que nuestra Querida Provincia de JUJUY fue una de las privilegiadas para el desarrollo de obras publicas de gran envergadura: como la construcción de escuelas que fomentan la educación de los niños para elevar su nivel intelectual y así prepararlos para el futuro; viviendas para los que no tienen la posibilidad de adquirir la casa propia, Hospitales que cumple con la función de mejorar el nivel de salud de cada uno de los pobladores de nuestra provincia; Puentes y rutas que mantienen comunicados lugares inhóspitos de nuestra provincia con las grandes urbes.
Para seguir luchando por el Proyecto Nacional y Popular; hoy 27 de Noviembre de 2010, debemos rendir un justo homenaje a esa persona que lucho por crear un nuevo paradigma en Nuestro país y abrió la posibilidad de crecimiento de las provincias del NOA que tan olvidadas se encontraban.

POR TODO ELLO Y POR MUCHO MAS… HAY QUE SEGUIR BANCANDO ESTE MODELO… HASTA LA VICTORIA NESTOR!!!

Por Siempre Néstor Kirchner

Hace exactamente un mes nos dejaba Néstor Kirchner, a quien tuve la oportunidad de estrechar su mano el 1° de Agosto de 2003 cuando, ya Presidente de los Argentinos, venía a mi Jujuy para rendirle tributo a la Pachamama, en Hornillos, el día que nos comunicó que la UNESCO había declarado a nuestra Quebrada de Humahuaca, Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad.

Efectivamente, aquel miércoles 27 de octubre de 2010 nos dejó un amigo. Lamentablemente más valorado ahora que se fue que antes cuando lo teníamos. Quizás por eso, ese día  va a quedar marcado a fuego en la piel y en la sangre del pueblo argentino. Sin lugar a dudas, nos dejó uno de los hombres más importantes y gravitantes de la última década y como dijo Calamaro, el mejor Presidente de los últimos cincuenta años.

Néstor Carlos Kirchner, el pingüino, nos dejó el día que menos pensábamos, quizás cuando más lo necesitábamos. Probablemente Dios le tenía asignada otra misión; a lo mejor, lo llamó para que a muchos se nos cayera el velo y nos diéramos cuenta de la importancia de su labor.

Al igual que otros grandes, como Manuel Belgrano, Mariano Moreno, Juan José Castelli, José de San Martín, Manuel Dorrego, Juan Manuel de Rosas, Eva Duarte de Perón, Juan Domingo Perón, entre otros, ingresó a las páginas doradas de la Historia Argentina por donde solo pueden hacerlo los que sirvieron a la Patria, por esa puerta por la que solo ingresan los patriotas, los grandes, aquellos que marcan la huella y dejan señales en el camino para que otros lo caminemos.

Néstor no fue un compañero más de lucha. Su convicción y tezón nos hizo que retomaramos la idea que hacer política es "algo  bueno" y debíamos usarla como herramienta transformadora de los pueblos. Nos devolvió la esperanza, nos hizo creer en nosotros mismos, nos enseñó que podíamos si nos proponíamos cambiar la realidad, transformarla, saber que todos somos actores, protagonistas y no tan solo espectadores de un juego al cual nos estaba vedado jugar.

Con Néstor Kirchner se va el líder estratégico; ese que inspiró a miles de compañeros y nos hizo revivir otras épocas cuando, jóvenes, abrazábamos la militancia. Nos tendió el lazo entre ideología y discurso, quedando éste más que plasmado en la acción.

Como buen peronista demostró su gran amor a la política, a la República Argentina, a la democracia. Pero sin duda, más que nada, su amor entero fue dirigido hacia el pueblo, para que nos reconociésemos como habitantes, como iguales de este suelo argentino.

Nos devolvió la dignidad; nos ayudó a ponernos de pie; nos marcó el camino y dejó para la historia el rumbo por el cual el País se debe conducir, para que de una vez por todas se desarrolle y transforme en beneficio de todos y todas.

Finalmente se nos fue, pero no un día cualquiera. El día del Censo Poblacional del Año del Bicentenario de la Patria; el total de pobladores va a denotar la falta de Uno que lo tendremos que suplir por Todos, en uno de los hechos más importantes de estos años.

Su cuerpo se habrá marchado pero dejó mucho más en esta región, en este país, de lo que jamás hubiéramos soñado y tanto se preocuparon otros en ocultarnos.

Por todos nosostros, por los niños, por los viejitos, por los 30.000 detenidos-desaparecidos que recuperamos la dignidad,

Simplemente, Gracias Néstor!

viernes, 26 de noviembre de 2010

Homenaje a Néstor Kirchner

Misa en Iglesia Catedral de S. S. de Jujuy en
Homenaje a Néstor Carlos Kirchner

Con el fin de rendirle nuestro  humilde homenaje a quien en vida fuera unos de los paradigmas de nuestra Patria, y porque su compromiso, su militancia, nos alienta a continuar en la búsqueda de una Argentina más justa, solidaria, con inclusión social, los jóvenes que nos iniciamos en la militancia política y social, exhortamos a seguir por el rumbo que nos legara el Gral. Perón, Evita y Néstor.

Por ello, para honrar su memoria, su lucha, desde   MILITANCIA PERONISTA y JP LA CÁMPORA invitamos a todos los jujeños a participar de la misa que se oficiará el próximo Sábado 27 de Noviembre  a 8:00 hs. en la Iglesia Catedral de nuestra ciudad.






Venturoso Gestor de Desacuerdos

Homenaje de
Alejandro Dolina a Néstor Kirchner





Que Florezcan Mil Flores

Viérnes 26 de Noviembre de 2010
HOMENAJE A NÉSTOR KIRCHNER
Adhesión de Militancia Peronista Jujuy y JP La Cámpora Jujuy



Escudo de la Provincia de Jujuy

Historia del
ESCUDO DE LA PROVINCIA DE JUJUY

HISTORIA

Jujuy formó parte de la Región del Tucumán descubierta por el Capitán D. Diego de Rojas en 1543. (1) Siendo gobernador de la región D. Juan Ramírez de Velasco, y poco antes de finalizar su gobierno, mandó a uno de sus capitanes, D. Francisco de Argañaraz, a fundar una ciudad en el Valle de Jujuy, Provincia del Tucumán; a lo que dio cumplimiento el 19 de abril de 1593 cuando estableció, en dicho Valle, la Ciudad de San Salvador de Velazco. (2)

Creado el Virreinato del Río de la Plata por Real Cédula del 1º de agosto de 1776, la región quedó comprendida dentro de él.

Por la Real Ordenanza de Intendentes del 28 de enero de 1782 y la Real Cédula del 5 de agosto de 1783, que dispusieron una nueva distribución política del Virreinato, quedó constituida la Gobernación Intendencia de Salta del Tucumán en la cual quedó integrada Jujuy. (3)

Después de la Revolución del 25 de mayo de 1810, y siempre bajo el régimen intendencial, un Decreto del Director Supremo D. Gervasio A. de Posadas, del 8 de octubre de 1814, dividió la Intendencia de Salta del Tucumán y, con Tucumán, Catamarca y Santiago del Estero, creó otra con cabecera en San Miguel del Tucumán, quedando Jujuy, Orán y Tarija en la de Salta. (4)

A partir del año 1820, a raíz de la crisis política, y operada la disolución nacional, las provincias se fueron separando de las Gobernaciones Intendencias de las que formaban parte. Jujuy lo hizo el 18 de noviembre de 1834, y logró así la independencia política que venía reclamando desde 1811. (5)


SU HERÁLDICA

En la época hispánica, Jujuy usó "...un estandarte de damasco carmesí con las Armas Reales en él puestas (...) de la otra banda de las Armas Reales la imagen y semejanza del Señor San Salvador que es la advocación de esta dicha ciudad como consta en la fundación de ella hecha por el dicho capitán y al pie pueda poner y ponga las armnas de sus antepasados y casa de Argañaraz..." (6)

Establecida la Asamblea General Constituyente de 1813, dicho blasón fue sustituido por el Escudo que derivó del Sello de aquélla y, posteriormente, por el de la Gobernación Intendencia de Salta, de la que dependía.

Jujuy declaró su autonomía en 1834, pero ya desde 1832 se advierte que, en sellos de documentos, los símbolos nacionales aparecen dentro de un campo en forma de broquel normando, con un ramo de laurel a la diestra y otro de olivo a la siniestra.

El Decreto Nº3512-G (SG) del 25 de agosto de 1959, del Gobernador D. Horacio Guzmán designó una Comisión Ad honorem para que, previo estudio de los antecedentes históricos, determinara y aconsejara el Escudo a ser utilizado oficialmente. (7)

La Comisión se expidió el 6 de mayo del año siguiente, haciendo saber que ni ella ni otras que la precedieron, hallaron en ninguno de los Archivos Provinciales documentación alguna sobre el tema. Consideró, en consecuencia, que el origen del escudo de armas puede encontrarse en tres sellos de plata que el Gobierno Provincial hizo actuar en Potosí en el año 1834, poco después de darse Jujuy su autonomía, ya que se habían hallado papeles que ostentaban dichos sellos, con los que se reemplazaban los de Salta, a partir del 15 de agosto de 1835.

La Comisión halló tres tipos de escudos, con la forma de broquel normando -con ligeras variantes en su proporciones- que contenían los símbolos del Escudo Nacional y acompañados de banderas, dos a cada lado, representativas de las cuatro regiones de la provincia: Puna, Quebrada, Valles y Bosques. (8)

Respecto de las figuras rosáceas, contenidas en las espiras, consideró muy posible que aludiesen a los triunfos de Tucumán y de Salta, o a las virtudes de muy leal y constante con que los reyes habían distinguido a Jujuy, si bien, a falta de documentación que avalara tales hipótesis, no era posible pronunciarse acerca de su significado. (9)

Por último, la Comisión aconsejaba que la Legislatura fijase los símbolos en la forma que, a tal fin, especificaba. (10)

Al ser tratado el asunto en la Legislatura, se destacó que "Las manos entrelazadas significan fraternidad, símbolos consagrados por el Congreso de 1813 ante la naciente República y hermanados por todas las provincias, y el gorro frigio, que está sobre la pica, es el símbolo de la libertad: mientras las ramas de olivo, entrelazadas en su parte inferior por la cinta azul y blanca, representan la paz que reina siempre en el pueblo argentino. El sol flamígero significa también el nacimiento de una nueva provincia, ante la confraternidad de las restantes del país, luego de su separación de la de Salta. (11)

Finalmente, la Ley Nº2543, del 28 de julio de 1960, promulgada el 1º de agosto siguiente, determinó:

Artículo 1°: El Escudo que usará oficialmente la Provincia de Jujuy, como símbolo para su vida orgánica como Estado autónomo será de forma o estilo normando con dos cisuras en la parte superior, cuyo campo continúa en medio, ligeramente más arriba del límite superior de las espirales laterales, cortado por una línea horizontal en dos cuarteles, azul celeste el superior y plata el inferior, en el cuartel inferior dos brazos con las manos encarnadas entrelazadas que sostienen la pica, cuyo extremo, en el cuartel superior, lleva el gorro frigio entre las escotaduras de las dos espirales; en medio de éstas y a cada lado, dos emblemas rosáceos de cuatro pétalos cada uno; a los lados del escudo ramas de laurel unidas por una cinta azul y blanca que las sujeta abajo, y en la parte superior el sol naciente provisto de rayos, alternados, rectos y flamígeros. (12)

El Decreto Reglamentario N° 6519 (SG) del 21 de noviembre de 1960, dispuso la confección de una reproducción artística facsimilar del Escudo para colocar y conservar como Escudo auténtico en el Salón de la Bandera del Palacio de Gobierno. (13)


LECTURA HERÁLDICA

Forma: de broquel normando, con dos espiras que dan lugar a la formación de dos cisuras o escotaduras, con una proporción mayor del ancho con respecto al alto.
Cortado de azul-celeste y plata (blanco), trae en el segundo cuartel, movientes de los cantones diestro y siniestro de la punta, dos antebrazos humanos de carnación; que estrechan sus diestras en el centro de aquél; sosteniendo una pica con asta de madera de su color que alza en el centro del jefe un gorro de la libertad de gules, doblado en la base y con la punta caía a la diestra. Cada una de las espiras del cuartel de azur está cargada de un emblema rosáceo de cuatro pétalos. Por timbre, sobre el borde del campo de azur que sobresale más arriba de las espiras laterales, un sol naciente, figurado, de oro, de veintiún rayos, once rectos y diez flamígeros, alternados. Completa el ornamento exterior, una corona de dos ramos de laureles de sinople con frutos de gules, abierta en la parte superior y cruzados en la inferior los ramos, unidos con moño de cinta de azur-celeste, plata (blanco) y azur-celeste.


BIBLIOGRAFÍA

1)      SIERRA, Vicente D., Historia de la Argentina, Tomo I (1496-1600), Unión de Editores Latinos, Buenos Aires 1956, pp. 289 y siguientes.
2)      IBÍDEM, pp. 472-476.
3)      IBÍDEM, Tomo III (1700-1800), pp. 455-468.
4)      IBÍDEM, Tomo VI (1813-1819) Editorial Científica Argentina, Buenos Aires, 1965, pág. 244.
5)      ARAMBURU, Julio, "Jujuy" (1810-1834) en Historia de la Nación Argentina, Academia Nacional de la Historia, El Ateneo, Buenos Aires, 1947, pp. 501-503.
6)      PROVINCIA DE JUJUY. El Escudo de la Provincia de Jujuy, Ley Nº 2543/1960. Antecedentes Históricos, Estudios y Sanción de la Ley. Archivo Histórico y Antropológico de la Provincia, Jujuy, 1961, pp. 17-18 (Dr. Sourrouille).
7)      IBÍDEM, pág. 3.
8)      IBÍDEM, pp. 4-5.
9)      IBÍDEM, pp.10-16.
10)   IBÍDEM, pp. 19-25.
11)   IBÍDEM, pp. 36-38.
12)   IBÍDEM, pág. 39.
13)   IBÍDEM, pág. 40.


Fuente: http://www.tyhturismo.com/data/destinos/argentina/provincias/jujuy/escudo.html

lunes, 22 de noviembre de 2010

Pingüino al Cielo

Pingüino al Cielo
Homenaje a Néstor Carlos Kichner

¡A paso de vencedores!


La Cámpora secundarios sigue creciendo y el Proyecto Nacional sigue teniendo victorias en la política estudiantil.
El pasado viernes 12 de noviembre de 2010, se realizó el escrutinio de las elecciones del Centro de Estudiantes J. P. Esnaola (C.E.J.P.E.), luego de una larga y dura campaña semanal.
Los compañeros de La Cámpora secundarios, Ailén Pedernera, Juan Manzano y Facundo Velázquez, durante la amplia convocatoria tras la consigna “Yo quiero militar bancando a Cristina”, conocieron a Luciana Barrios, una integrante de la lista que disputaba la conducción del centro con la lista de la Izquierda Trotskista, P.O. (Partido Obrero). A partir de ese mismo momento, los secundarios empezamos a coordinar tareas organizativas, acompañarnos en la lucha estudiantil y discutir una estrategia para poder ganar las elecciones. Además nos preparamos para dar el debate que se realizaría al día siguiente, junto a las supuestas tres listas en campaña y frente a todos los alumnos del colegio. Pero el panorama se complicó luego de que la tercer lista, la de Lobo Suelto, armó un frente junto al P.O.
Aun así, las compañeras Luciana Barrios y Lucía Spinelli, continuaron con la línea definida y lograron una imágen más que positiva de sus compañeros de colegio, saliendo muy bien paradas del debate. Es así que el viernes, día del escrutinio, lograron un exitoso 47% contra un 27 % del frente integrado por el P.O. y Lobo Suelto.
Cabe destacar que el centro de estudiantes estaba a cargo del P.O. y que durante años fue totalmente funcional a los conflictos en que éste estaba involucrado, negando la participación de los alumnos en la lucha por la defensa de los intereses de la Educación pública que todos nos merecemos y Mauricio Macri se empeña por desmantelar.
Pero esta no es la única victoria de los secundarios del Proyecto Nacional y Popular! Tres semanas atrás, los compañeros del Frente 26 de julio -compredido por el PCCE Y el ENAP (Encuentro Nacional y Popular) - disputaron el centro de estudiantes del Colegio Pellegrini y lograron alcanzar el tercer puesto de la conducción del Centro y un segundo puesto en la elección de consejeros para la elección posterior del Rector, logrando meter un consejero de cuatro.
Otra vez se vuelve a demostrar que se está desarticulando esa hegemonía Trostkista en la política estudiantil, ya que en esa misma oportunidad fue destituida la mitad de año la conducción del F.E.L. (Frente de Estudiantes en Lucha, fracción del P.O.) luego de que obtuvieran un sexto puesto en las elecciones.
Todos estos compañeros ya son parte de la mesa política de La Cámpora Secundarios, donde se ve representado un militante por cada colegio en el que tenemos presencia: Nacional 13, Nacional 19, Hermitte, Ilse, Pellegrini, Esnaola, Danzas 1, Danzas 2, La Belgrano, Yrurtia, Hogar Naval, M. C. Falcone, entre otros. Y es en ésta mesa donde también definimos una linea política en común y acorde a cada colegio, la unidad de acción, las actividades, la postura dentro de la CUES (Coordinadora unificada de Estudiantes Secundarios), la UES (Unión de Estudiantes Secundarios) y el Bloque Artístico en el que tenemos presencia y conducción como La Belgrano, Danzas 1, Danzas 2 e Yrurtia.
También existen dos instancias de coordinación que forman parte de esta estructura; la Mesa de Organización, coordinada por Juan Manzano y en la que participa un compañero de secundario por cada barrio donde tenemos militancia territorial y la Mesa de Comunicación, coordinada por la compañera Ailén Pedernera.
Esta es la mejor manera de seguir honrando a nuestro referente, líder y conductor, Néstor Kirchner. Participando, haciendo política con alegría y convicción. Una vez nos dijo, y nos quedará grabado para siempre en la memoria: "Los jóvenes deben ser transgresores y opinar, porque la juventud es un punto de inflexión del nuevo tiempo".
Esta es para vos, Néstor.


Fuente: http://lacamporasecundario.blogspot.com/2010/11/paso-de-vencedores.html

Nuestra felicitaciones a los compañeros de La Campora - Secundario

La Montonera

La Montonera


Con esas manos de quererte tanto
pintaba en las paredes «Luche y Vuelve»
manchando de esperanzas y de cantos
las veredas de aquel ‘69...

Con esas manos de enjugar sudores,
con esas manos de parir ternura,
con esas manos,
que volvieron la fe en la nueva primavera,
bordaba la esperanza montonera.

Con esas manos que pintaban
la historia de celeste y blanco,
con esas manos de quererte tanto...

Cómo quiere usted que no ande de acá pa' allá
cargando la primavera,
cayéndose y volviéndose a levantar
la Montonera,

Qué buen vasallo sería
si buen señor tuviera.
Y cómo quiere usted que no ande de acá pa' allá
luchando la primavera,
cayéndose y volviéndose a levantar,
la Montonera,

Qué buen vasallo sería
si buen señor tuviera.

Música y Letra: Joan Manuel Serrat

Padre - Joan Manuel Serrat

Padre
Joan Manuel Serrat
(cantado en catalán)

domingo, 21 de noviembre de 2010

sábado, 20 de noviembre de 2010

Inauguración del Monumento

Día de la Soberanía Nacional
Inauguración del Monumento en San Pedro, Bs. As.

Día de la Soberanía Nacional

Día de la Soberanía Nacional
Discurso Presidencial en San Pedro

PALABRAS DE LA PRESIDENTA DE LA NACIÓN, CRISTINA FERNÁNDEZ, EN EL ACTO POR EL DÍA DE LA SOBERANÍA NACIONAL, EN EL PARAJE VUELTA DE OBLIGADO, EN LA LOCALIDAD DE SAN PEDRO, PROVINCIA DE BUENOS AIRES

Gracias, muchas gracias. Muy buenas tardes a todos y a todas.

Señor Gobernador de la provincia de Buenos Aires; señores gobernadores de las provincias de Jujuy y del Chaco; señora Vicegobernadora de La Rioja que nos acompaña; señor Intendente de la localidad de San Pedro; Madres, Abuelas; hermanos; hermanas; compatriotas: hoy estamos aquí cubriendo una deuda histórica de los argentinos y de su historia cual es recordar una epopeya como fue la Vuelta de Obligado, oculta, premeditadamente ocultada desde hace 165 años por la historiografía oficial.

En este lugar, donde hemos emplazado este monumento histórico, estas cadenas recuerdan a las cadenas que, por orden del brigadier general don Juan Manuel de Rosas, el general Lucio Mansilla y sus tropas cruzaron esas cadenas en el río para que la flota anglofrancesa no pudiera pasar.

Corrían tiempos en los cuales, como en tantos otros tiempos de nuestra historia de estos 200 años, de este Bicentenario, potencias extranjeras querían dividir nuestro país y apoderarse de nuestros recursos. Buques de guerra, como cantaba la canción de Teresa, acompañados por buques mercantes -porque en realidad venían en nombre del libre comercio-, pretendían transformar este río, nuestro Río Paraná, en un río internacional y no en lo que es y siempre será, un río de la Nación argentina.

Pero iban por más, querían también, para poder transformarlo en internacional, separar a las provincias de Entre Ríos, de Corrientes y de Misiones para conformar la República de la Mesopotamia y entonces el río iba a ser internacional y nosotros íbamos a ser menos, más chicos.

Pero en esos buques de guerra y mercantes, no venían solamente ciudadanos ingleses o franceses, venían también ciudadanos de la Confederación Argentina, identificados como unitarios, que habían emigrado a Montevideo y venían en las mismas naves que iban a invadir su tierra, su patria.

El otro día leía unas letras que decían que esos cañonazos de la Vuelta de Obligado se vienen sucediendo a lo largo de la historia, en esta división de los que amamos y queremos a nuestro país y de los que muchas veces, sin darse cuenta o dándose cuenta, se convierten en serviles y funcionales a los intereses foráneos.

La valentía de esos hombres, la decisión de Rosas, la del general Mansilla, soldado con honor que al frente de sus tropas comandó la batería de la Vuelta de Obligado, tenía la tarea, sabía que no podía impedirlo por la superioridad numérica, militar y de todo tipo que traía el invasor, que había que debilitar a los buques mercantes, por eso las cadenas. Y mientras no podían pasar eran atacados de las costas en una verdadera guerra de guerrillas que se dio aquí, río arriba y luego cuando volvieron

Tuvieron que rendirse, tuvieron que saludar al pabellón nacional con 21 cañonazos pese a que eran muy superiores en tecnología y en armamento. Pero se enfrentaron con militares y pueblo unidos en un solo fúsil, en un solo cañón que los enfrentó.

También quiero hacer mención y homenajear a las mujeres, porque aquí también pelearon mujeres, mujeres de San Pedro y mujeres de San Nicolás. No quiero olvidarme de María y Josefa Ruíz Moreno; no quiero olvidarme de Rudecinda Porcel, de Carolina Núñez, de Francisca Navarro, de Faustina Pereyra, todas comandadas por Petrona Simonino. Seguramente deben tener algún nombre esas calles, Intendentes, tanto para usted como para el de San Nicolás y si no los tienen es bueno que vayan pensando en ponerles el nombre de estas mujeres los intendentes y los concejales, por favor. Tantas calles, tantas plazas, tantas avenidas con el nombre de tantos argentinos que no supieron servir a su país, bien merecen estas mujeres el nombre de alguna plaza o de alguna calle.

Yo quiero hoy aquí rendir homenaje y reconocimiento a esos hombres y a esas mujeres. Siempre me pregunto y siempre me preguntaré: ¿por qué en la escuela siempre nos han enseñado con muchísimo detalle cada una de las batallas, cada una de las campañas en las que nos permitieron liberarnos del yugo español y, sin embargo, se ocultó deliberadamente durante dos siglos todas las luchas que se dieron contra otros colonialismos que aún subsisten como, por ejemplo, en nuestras Islas Malvinas?

Creo que no es casualidad, creo que es la de convencernos muchas veces que es imposible luchar o mantener la dignidad nacional.

Por eso yo creo que el mejor homenaje que podemos hacer a estos hombres y mujeres en el Bicentenario, a los 165 años de aquella gesta maravillosa, es, precisamente, entender la necesidad de la unidad nacional. No como un objetivo declarativo, sino como un instrumento para lograr definitivamente la construcción de una gran nación como soñaron Rosas, San Martín, Belgrano, Moreno, Castelli, Monteagudo, todos los hombres y todas las mujeres que lucharon por esos ideales.

Él también, sí, él también, él y muchísimos más, más anónimos, menos reconocidos, tal vez, él representándolos, pero tantos argentinos que han dado sus vidas para vivir en una sociedad más justa, más libre, más igualitaria, más democrática, más de todos. Este monumento es para todos los argentinos y es de todos los argentinos.

Yo quiero saludar desde aquí a los más de 40 millones de compatriotas y convocarlos a nuevas gestas, que no va a ser necesario emplazar cadenas en el río ni cañones; será necesario despojar nuestras cabezas de las cadenas culturales que durante tanto tiempo nos han metido. Son más fuertes, más invisibles, más dañinas, más profundas que los cañonazos. Porque muchas veces nos hacen ver las cosas no con el cristal de la patria, sino con el cristal de los intereses de otros.

Por eso, quiero saludarlos a todos en este 20 de noviembre, que sea símbolo de unidad nacional, pero también de dignidad y soberanía para defender a la patria.

¡Viva la patria! (APLAUSOS)


Día de la Soberanía Nacional

Cristina Fernández de Kirchner
en San Pedro, Pcia. de Buenos Aires